Follow us ~

¡Síguenos con tu e-mail!

miércoles, 28 de agosto de 2013

Agradecería que leyerais esta entrada con 'Busy' de Olly Murs de fondo.

Qué bonito día hoy, ¿no creéis? Llueve, todo está nublado, hace frío... Es precioso y al mismo tiempo aterrador. ¿Os confundiría que os dijera que deseo que haya una tormenta pero que al mismo tiempo rezo porque no la haya?
Vaya, no me he presentado... Perdonadme.
Me llamo Laura, y por así decirlo, soy la 'L' de este conjunto de cinco chicas. Me atrevo a decir que soy divertida, simpática y maja, pero que también escondo secretos que solo sé yo. Mi lista de mis defectos es demasiado amplia como para poder resumirla o escribirla en una sola entrada, de modo que me remitiré a las cosas buenas. Las cosas buenas de la vida, sí señor.
Oh, venga, escribiré algo más de mí... Soy curiosa y miedosa. Mi mayor miedo es la muerte. La temo, la respeto y en parte la admiro.
Soy... diferente.
Mi físico aquí debería ser irrelevante... Pero como alguna de mis compañeras lo han descrito, ¿por qué no seguir su ejemplo?
Soy alta, de pelo rizado, de tez morena, ojos castaños...
¡Llueve!
¿Mis gustos? Bien, bien, allá van... Respecto a la música, un poco de todo, con mis grupos favoritos y cantantes. Respecto a la lectura: potterhead, tributo y divergente. He leído algunos libros más que no son tan "famosos" pero tampoco me quiero explayar mucho.
¿Qué más, qué más...?
Ah, sí, no quiero que me toméis por una chica seria o que se quiera hacer la interesante escribiendo así... Intento ser lo más real posible.
Mi imaginación ha querido seguir el camino de la lluvia y, allá va, a recorrer ríos, mares y océanos, a descubrir nuevos mundos y nueva gente, a colarse entre la mente de nuevos artistas y llenarles de ideas.
Me gustaría ser escritora, pero mi futuro lo veo en blanco, aun no sé lo que quiero ser el día de mañana.
Hm, huele a humedad...
Quizás haga algunos relatos, ¿qué os parece?

Por que todos nuestros miedos se resumen en uno solo. Quizás sea a verlo todo oscuro, quizás sea eso por lo que vayamos de un lado a otro corriendo, busquemos el amor lo más rápido posible, nos asentemos en una casa que al principio parece acogedora pero la cual acabamos odiando con el paso del tiempo. Y justo en ese momento nos damos cuenta de que ya no hay nada que hacer, que no se puede volver atrás y que lo que más nos apetece ahora es observar a nuestros hijos trabajar, reír y apoyarles en los momentos difíciles. Nos apetece observar su vida, ver que podías haber hecho a su edad y que no has hecho. Nos apetece ver de quién se enamoran y de quién se desenamoran. ¿Y si morir significara volver a vivir con otra identidad y no acordarte de otra vida pasada? ¿Y, si al morir, Dios o el causante de este mundo nos diera la oportunidad de volver a vivir para corregir errores y cometer otros?

Este último texto, tengo el orgullo de decir que es mío.
Buen día, buenas tardes, buenas noches y buenos días.



No hay comentarios:

Publicar un comentario